Seguridad Social, las AFAP y el financiamiento del Estado Un asunto profundamente ideológico

Compartir

Desde los inicios de este plebiscito los detractores de la propuesta de la clase trabajadora han aducido que se trata de una propuesta con sesgo ideol√≥gico, y vaya que lo es, de eso no hay ninguna duda, como si la cuesti√≥n ideol√≥gica fuera un delito o un pecado, aunque tambi√©n cabe aclarar que un sistema de seguridad social como el que tenemos, con las AFAP y el papel que se les otorga en el “financiamiento del Estado” con los dineros y aportes jubilatorios de los trabajadores y a p√©rdida total para nuestros propios intereses, conforman un asunto ideol√≥gico tambi√©n.

La RAE describe a la ideolog√≠a como “Conjunto¬†de¬†ideas¬†fundamentales¬†que¬†caracteriza¬†el¬†pensamiento¬†de¬†una¬†

persona,¬†colectividad¬†o¬†√©poca,¬†de¬†un¬†movimiento¬†cultural,¬†religioso¬†o¬†pol√≠tico,¬†etc” (1)

Por ende, para hablar con honestidad intelectual, o con honestidad a secas, tanto la propuesta plebiscitaria como la defensa del sistema de lucro parten de una cuestión ideológica con un fuerte contenido economicista, o más bien, de cómo debe funcionar la economía nacional.

Hay quienes pensamos que la clase trabajadora, que es la que más carga sobre sus espaldas con el gasto de todo lo que acontece en nuestra economía no puede seguir siendo la que sostenga una sociedad cuyas clases más acomodadas y pudientes son las principales beneficiadas del actual panorama.

Exoneraciones fiscales, exoneraciones de aportes, rebajas de impuestos a las ganancias, a las herencias, a los depósitos en el exterior, etc.

Saldain lo dice bien claro en nota de prensa del diario El País en la que habla en base a un informe realizado por la empresa NOBILIS (si habrá tema ideológico allí):

” A su entender, la aprobaci√≥n del plebiscito tendr√≠a “impacto en el financiamiento del sector p√ļblico en la medida en que suprime al principal inversor de la econom√≠a”. Esto porque, asegur√≥, las administradoras de fondos de ahorro previsional (AFAP) “son el principal inversor de la econom√≠a uruguaya”. (2)

Con esto Rodolfo Saldain, principal redactor de las reformas del a√Īo 96 as√≠ como de la ley 20130 lo dice bien a las claras: “las AFAP son el principal inversor de la econom√≠a”, a lo que cabe preguntarse:

¬ŅQu√© plata usan para sus inversiones?

Sencillamente la nuestra, la de las y los trabajadores, con claros detrimentos para nuestros intereses, cobrando entre comisiones, primas y seguros un promedio de 20% de nuestros aportes, para devolvernos apenas en promedio un 5% de beneficios, y para colmo, reparti√©ndolos hasta los 100 a√Īos de edad. Un negocio redondo para los intereses de quienes reciben nuestra plata, pero no para nosotros y nosotras. Tema aparte, que ya hemos tratado abundantemente es el grav√≠smo desfinanciamiento que causa el desv√≠o de aportes jubilatorios hacia las AFAP y su impacto negativo en el sistema p√ļblico, estatal y solidario administrado por el BPS.

En todas las partes del proceso lo que vemos es a trabajadores financiando casi en su totalidad la econom√≠a del pa√≠s, a trav√©s de nuestros aportes, del pago de impuestos, de los servicios p√ļblicos, de las inversiones a privados de las AFAP, de la compra de t√≠tulos de deuda p√ļblica que tambi√©n hacen las AFAP y por todo el consumo interno que generamos en nuestro d√≠a a d√≠a.

¬ŅTanta incompetencia hay en nuestros cuadros pol√≠ticos que su soluci√≥n es que para que haya inversores privados seamos las y los trabajadores quienes paguemos exoneraciones y privilegios?

¬Ņo ser√° un tema ideol√≥gico en el que quienes menos riqueza tienen sean los que paguen la fiesta del 1% m√°s pudiente?

Y es que esa es la cuestión real, que disfrazan con miedos de que se fundirá el país si los trabajadores reclaman los derechos e interés sobre sus dineros y aportes, mientras los gobiernos miran para el costado mientras el gran capital infla sus bolsillos de forma inmoral entretanto la pobreza crece, la indigencia aumenta y la pobreza infantil es de escándalo.

La plata para arreglar todo esto est√°, el problema es que jam√°s se usar√° para mejorar la vida de nuestro 99% porque se va en beneficio del 1% que maneja todo.

El grado inversor, ¬Ņde qu√© ha servido para los trabajadores?

“De la misma forma, Saldain dijo que, de aprobarse la reforma, “va a tener tambi√©n un impacto en el mercado de valores”, y “seguramente implique que el pa√≠s va a tener que pagar un mayor nivel de tasas de inter√©s” para conseguir financiamiento para su gasto.”

No hay que ser economista para entender c√≥mo funciona el Estado y sus pr√©stamos a organismos multilaterales e internacionales, al final del d√≠a los pagamos el 99% de la poblaci√≥n, ¬Ņno ser√° momento de dirigir nuestros aportes e impuestos a mejorar la vida de nuestra gente en lugar de seguir manteniendo parasitarias clases acomodadas y gran empresariado?

Comprometen el futuro en cada pr√©stamo que se saca, a generaciones y d√©cadas futuras, cada uno de esos pr√©stamos viene acompa√Īado de exigencias y cambios normativos y legales en cuestiones como salud, seguridad social, educaci√≥n, etc. que tienen un contenido ideol√≥gico muy grande y grav√≠simo para los intereses de una naci√≥n que se dice “independiente”.

¬ŅDe qu√© sirve un grado inversor que depende de que sean las y los trabajadores los que vuelquen ya no solo su trabajo, sino tambi√©n sus aportes e ingresos para favorecer al gran capital?

¬ŅNo habr√° aqu√≠ un asunto ideol√≥gico?

El cuco de los juicios

“Ahora, si se aprobara esta iniciativa, se los desafilia igual, a√ļn a quienes dijeron que no quer√≠an. Me imagino 47.000 juicios”, sentenci√≥.” (4)

Estos 47000 a que se hace referencia son las personas que se asesoraron para la desafiliaci√≥n de las AFAP, asesoramiento que no fue ampliamente difundido y que consisti√≥ en simulaciones de escenarios posibles que no necesariamente reflejaban la realidad de cada trabajador/a y que implicaban en la amplia mayor√≠a de los casos en tener que pagar los “dineros perdidos” por la¬† operativa de las AFAP.

De qué juicios hablará Saldain es muy difícil estimar, en primer lugar, porque quienes nos vimos obligados a entrar en este siniestro sistema de lucro en la seguridad social nos veremos beneficiados de gran forma por las mejoras en las jubilaciones y pensiones del sistema solidario y de reparto, ni que decir de quienes cobran las mínimas, que tendrán un aumento de unos $ 4000 en sus ingresos en caso de aprobarse el plebiscito.

¬ŅO aqu√≠ intenta defender el inter√©s de los 27000 que cobran m√°s de $ 285 mil por mes? Entre los que casualmente estar√° √©l, pero que significan en la realidad gente que no aporta nada a la seguridad social, ni de forma obligatoria a las AFAP. Un pa√≠s donde el que m√°s tiene y el que m√°s gana es el que porcentualmente menos aporta. Y por otro lado, cabe preguntarse ¬ŅCu√°ntas de estas personas invierten en las AFAP a p√©rdida de un 15% sus ingresos? y que adem√°s la devoluci√≥n del remanente se calcula a expectativa de vida de 100 a√Īos.

La respuesta cada uno podr√° imaginarla, pero no es dif√≠cil pensar en alternativas mucho m√°s √ļtiles de “inversi√≥n” para estas personas.

Lo que si sabe Saldain de seguridad social y juicios deviene de su activa participaci√≥n en los juicios que se generaron por el movimiento de cincuentones que se vieron afectados cuando el propio Saldain dise√Ī√≥ una ley defectuosa como la del 96. En 2018 se habilita a desafiliarse de las AFAP, consiguiendo important√≠simas mejoras en sus jubilaciones por el sistema de reparto y solidaridad, pero se les cobr√≥ un “diezmo” del 10%, adem√°s de tener que pagar los dineros faltantes por las p√©rdidas de sus aportes por las comisiones, primas y seguros que causaron las AFAP.

O sea, nos metió en un sistema negativo en el 96, con sus fallas y falencias (que causaron pérdidas a los trabajadores, ideología otra vez), y después se cobró sus millones representando legalmente a los mismos que embarcó en el desastre cuando reclamaron al Estado.

Un se√Īor que sabe estar en ambos lados del mostrador, lo que vemos es que en ambos lados del mostrador el se√Īor Saldain siempre obtiene ganancias personales.

Es un tema ideol√≥gico de parte de nuestros detractores, sean del partido que sean, el exponer el asunto del lucro y de la utilizaci√≥n del dinero y aportes de los trabajadores en el financiamiento del Estado y del gran capital, pero lo ocultan disfraz√°ndolo de argumentaciones “objetivas, cient√≠ficas o evidentes y que no son propensas a ninguna discusi√≥n” y se muestran como carentes de ideolog√≠a. Y peor a√ļn, tildando con que tal o cual propuesta es ideol√≥gica como su fuera algo malo de por s√≠.

Cabe preguntarse para finalizar, ¬Ņcu√°l es nuestra finalidad como seres humanos?

¬ŅSer elementos a exprimir en nuestra vida activa para ser desechados y tener que vivir en la miseria en la vejez en pro de financiar al gran capital y las clases acomodadas?

¬ŅNo vendr√° siendo hora de que pensemos como mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo, su clase trabajadora y sus integrantes m√°s pobres, m√°s teniendo en cuenta que su vejez no sea en un panorama de penurias y miseria?

Tal parece que debe ser el pueblo quien rumbee la cuestión, es un tema ideológico, de justicia, de clase, de solidaridad y de pertinencia.

¬ŅNo vendr√° siendo hora de que el pueblo decida?

Es momento del plebiscito en defensa de la seguridad social, como dijo Jos√© Batlle y Ord√≥√Īez:

“En una democracia de verdad el pueblo no debe conformarse con elegir a sus gobernantes, debe gobernar a sus elegidos”

notas:

1) https://dle.rae.es/ideolog%C3%ADa

2, 3, 4) https://www.elpais.com.uy/informacion/politica/tras-lapidario-informe-saldain-sostiene-que-plebiscito-del-pit-suprime-al-principal-inversor-de-la-economia